miércoles, 11 de junio de 2008

Rechazo a la propuesta de la jornada laboral de 65 Horas

Es un escándalo inadmisible al que la clase trabajadora nos debemos de oponernos radicalmente a la ampliación de los límites de la jornada laboral aprobada por los ministros de Trabajo de la UE eliminando la jornada laboral máxima de 48 horas existente actualmente.
Esta decisión vergonzosa esta tomada con nocturnidad y alevosía y supone dar el tiro de gracia al modelo social que tanto ha costado construir en Europa, pese a las muchas carencias e imperfecciones de las que adolece. El que un empleado de cualquier sector se vea obligado a trabajar un máximo de 60 horas a la semana e, incluso, hasta 65 para colectivos determinados como el de los médicos, y que esto pueda ser negociado individualmente por el empresario, es el mayor ataque a los trabajadores en décadas.
Niega la propia historia política y social seguida hasta ahora por la Unión Europea. Loos gobiernos europeos, capitaneados por los reaccionarios ministros de la derecha hacen que Europa se niegue a sí misma y niegue las luchas de los trabajadores del siglo XX y volvamos a la Europa del siglo XIX en la que primaba los beneficios empresariales a costa de la explotación de la mano de obra.
Los trabajadores con los sindicatos a la cabeza no debemos de reparar en esfuerzos, iniciativas y movilizaciones para frenar la vuelta de tuerca neoliberal y ultraconservadora que se nos viene encima.
El Gobierno "socialista" de Rodríguez Zapatero debe ponerse en contacto de inmediato con los sindicatos, los agentes sociales y con todas las organizaciones que tengan algo que decir y demuestre que representa a una formación de izquierdas y como sus propias siglas dice "obrera" y empiece a elaborar una posición crítica y alternativa que vaya más allá de las abstenciones en las votaciones y declaraciones más o menos grandilocuentes de algunos dirigentes "socialistas".
Me sumo a la campaña ¿65 horas? ¡Ni de coña! al igual que mis compañeros de IU Alberto Hidalgo y Fernando Marzinez

3 comentarios:

Espartero dijo...

¿No dijeron SÍ a la constitución de la Europa del Capital?...Estas son las consecuencias...el liberalismo salvaje tiene estas consecuencias para la clase obrera.

Iker dijo...

Bueno, le felicito por su blog, que me ha parecido bastante interesante... No coincido con su opinión en todos los temas, pero sí en general...

En este tema concreto, me parece inaceptable la propuesta de la union europea, que choca frontalmente con la tan manida idea la la conciliacion familiar que ahora se 'confiesa' como una utopia en esta ue de las oligarquias, los empresarios...

en fin, vergonzoso, depotico para con la clase obrera, que, aborregada gracias al nuevorriquísmo y el consumismo, pasará por alto este hecho lamentable y se dará con el en las narices cuando vaya a firmar su contrato...

esta es la sociedad que nos han vendido y que hemos comprado ilusamente... y estas las consecuencias... y ahora, a joderse! por imbéciles!

Pizpireta dijo...

Ehhhh pero IU no estaba acabada?