lunes, 4 de septiembre de 2017

“Un maestro, conexión a Internet o una asociación cultural dinamizan más un territorio que un polígono industrial”

Interesantes propuestas contra la despoblación en Aragón que bien se podrían extrapolar al Camero Viejo.

Luchar contra la despoblación es una prioridad para el Gobierno de Aragón, que está elaborando una directriz en la que han participado hasta 26 actores diferentes. Ayuntamientos, expertos, universidad y sindicatos, entre otros, han hecho sus aportaciones a este documento transversal que incluye 350 medidas y que se espera que esté listo para su aprobación el próximo mes de octubre. El objetivo del Gobierno de Aragón es que algunas de estas iniciativas tengan partida presupuestaria en 2018 para comenzar a aplicarlas el próximo año. 

Las propuestas tienen que ver con la actividad económica y el mercado laboral, los equipamientos, la movilidad, las tecnologías digitales de comunicación, el patrimonio territorial, los recursos naturales, entre otros ejes. Pero para llegar a ellas, antes se ha realizado un análisis exhaustivo de la nueva realidad social y demográfica de la región. 

Tras un periodo -2001 y 2012- en el que la población en Aragón registró un importante crecimiento, se inició un retroceso que se mantiene hasta la actualidad. Desde entonces, se han perdido 41.000 habitantes censados, pasando de los 1.349.467 en 2014 a los 1.308.563 en 2016, según se indica en el plan. 

Con estos datos, Aragón ha sido una de las comunidades autónomas más afectadas por la pérdida de población entre 2011 y 2016. Si se compara con el contexto europeo, ocupa la posición 41 con un menor crecimiento en este periodo de las 258 regiones de la Unión Europea. 

El reto, mejorar la calidad de vida en los pueblos.

Entre los agentes que han hecho sus aportaciones a esta directriz de política demográfica y contra la despoblación, destaca la del profesor del área de Economía Aplicada de la Facultad de Economía y Empresa, Luis Antonio Sáez, ahora también director de la Cátedra contra la Despoblación de la Universidad de Zaragoza. De hecho, su planteamiento queda recogido en el documento como uno de los retos a abordar: equiparar la calidad de vida. 

Suárez sostiene que los datos indican que España va a perder población en los próximos años, por lo que considera que el objetivo no debe ser recuperarla, sino mejorar la calidad de vida de los vecinos que vivan en el medio rural. No se trata de tener la población que se tenía hace 30 años, sino que los que voluntariamente decidan vivir en los pueblos tengan las condiciones para poder desarrollar su vida, añade.

“Si te das un ictus en Mosqueruela (Teruel) tardarás más en llegar al hospital, pero la probabilidad de morir por contaminación es más elevada en las grandes ciudades que en el Sistema Ibérico español, donde la cifra de centenarios iguala a la de Japón”, precisa y añade: “Ganas en una cosa y pierdes en otra, lo que no hay que hacer es prometer todo”. 

Sin embargo, el mundo político tiende a ser un tanto “grandilocuente”, a plantear a veces objetivos “imposibles” y a centrarse en cuestiones “más tangibles” como el empleo y las infraestructuras, asegura. 

“Todos necesitamos trabajo y lo económico es importante, pero hoy en día haría más hincapié en otra cosa; los políticos van a lo tangible, al empleo, a infraestructuras, cuando muchas veces es más importante la vida cultural o la ley de dependencia” en el medio rural. En este sentido, sostiene que un maestro en una escuela, una guardería, conexión a Internet o una asociación cultural, es decir el “compromiso de una serie de personas”, dinamiza más un territorio que un polígono industrial, porque crea un clima de pertenencia. E insiste en la idea de que el ciclo de la vida es largo, planteando la opción de salir en la juventud y volver en una etapa más madura. No obstante, Suárez insiste en que hay medidas que pueden servir para un territorio, pero ser ineficaces en otros, por lo que incide en la importancia de reflexionar sobre la forma de gestionar y de llevar a cabo un plan transversal de estas características, que afecta a tantas políticas. 

El primer borrador de la directriz, elaborado durante un año, fue sometido a un proceso de participación ciudadana en el que recibió más de 800 aportaciones. Según indican fuentes del Gobierno de Aragón, el plan está pendiente del trámite ambiental y los informes jurídicos y se espera que la aprobación definitiva tenga lugar en octubre, según señalan desde el Ejecutivo. 

Fuente:http://www.eldiario.es/aragon/sociedad/Internet-asociacion-dinamizan-territorio-industrial_0_682431925.html

jueves, 20 de julio de 2017

Un estudio de la UAB muestra más de 4.000 municipios españoles con despoblación grave

Un total de 4.200 municipios españoles están afectados por problemas graves de despoblación, según un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) que también alerta de que 1.840 de ellos han sido identificados como espacios rurales en riesgo de despoblación irreversible. 

El estudio "La sostenibilidad demográfica de la España vacía", que ha publicado el Centro de Estudios Demográficos de la UAB, se ha basado en el estudio de los 4.955 municipios españoles que cuentan con menos de 1.000 habitantes. En España hay un total de 8.125 municipios, de los que los 4.955 analizados conforman el 60 %, ocupan el 40 % de la superficie del país pero apenas concentran el 3 % de población, ha explicado el profesor del Departamento de Geografía de la UAB y autor del estudio, Joaquín Recaño. 

El estudio sitúa los municipios con peor futuro en Castilla y León, Castilla-La Mancha, Teruel y La Rioja y los de mayor resiliencia demográfica en el Valle del Ebro, al sur de la línea que une Cáceres con Toledo, en la montaña pirenaica y en las regiones mediterráneas. Por contra, el estudio señala municipios situados en el sur de España y los contiguos a la costa mediterránea y en la atlántica como los que gozan de estabilidad demográfica. Al analizar los 4.955 municipios, el autor del estudio ha aclarado que 30 de ellos están situados en Asturias y Galicia y no han podido ser estudiados porque los datos agregados municipales no permiten constatar la verdadera dimensión de los problemas demográficos de sus zonas rurales, caracterizadas por un poblamiento disperso.

Para el resto de municipios se han establecido tres grupos. En el primero se sitúan los espacios rurales de resiliencia demográfica, que conforman 1.463 municipios y se localizan en la periferia de la Meseta, de mayor tamaño, mayores densidades y menor impacto de la emigración y con una cierta estabilidad demográfica.

Otra tipología son los llamados espacios rurales de emigración, que incluyen 1.622 municipios, se sitúan en una altitud elevada, tienen una media de 175 habitantes, sufren pérdida de población, cuentan con un número importante de residentes masculinos, relativo envejecimiento y alto impacto de la emigración.

La última tipología se corresponde con los espacios rurales en riesgo de despoblación irreversible, donde se encuentran 1.840 municipios que pueden llegar incluso a la extinción demográfica, cuya media de población es de 110 habitantes, están situados a máxima altitud, sufren envejecimiento severo y emigración femenina muy elevada.

El estudio concluye que la despoblación rural plantea un reto demográfico de primer orden, que requiere adoptar medidas rápidas y precisas para favorecer su subsistencia demográfica y económica.

El profesor ha detallado que la emigración "ha perdido empuje y han cobrado más importancia las pérdidas de población por una natalidad muy baja y una mayor mortalidad por envejecimiento, por lo que el escenario se ha agravado y presenta ya un serio problema de sostenibilidad demográfica". "Una vez que los efectos de la crisis económica han diluido la ilusión de la inmigración como panacea para resolverlo, la cruda realidad nos ofrece un espacio que se debate entre la necesidad de una transformación radical y el riesgo de extinción" añade el profesor. El estudio señala que los dos últimos grupos estudiados conforman la "España vacía", cuya "supervivencia está en juego" y señala que los que están en riesgo de despoblación irreversible son los que tienen las tasas de natalidad más bajas, las más altas de mortalidad, una mayor emigración neta y la menor atracción de la inmigración exterior".

Los municipios con peores perspectivas de futuro se localizan en las áreas circundantes de Madrid, especialmente Castilla y León, con todas sus provincias implicadas en mayor o menor grado y Castilla - La Mancha, con una situación de insostenibilidad demográfica en los municipios más pequeños de Guadalajara y Cuenca. También destacan Aragón, con especial protagonismo de Teruel y, finalmente, La Rioja.

Por el contrario, los que presentan una mayor resiliencia demográfica se encuentran en las provincias del Valle del Ebro, el espacio en el sur que une Cáceres y Toledo, la montaña pirenaica y las regiones mediterráneas.

El estudio afirma que las perspectivas de futuro de los municipios estudiados varían y en algunas zonas su capacidad para adaptarse y superar las dificultades va ligada a actividades económicas relacionadas con el turismo rural, segundas residencias o recursos ligados al territorio y, en menor medida, el mantenimiento de unos mínimos de población.

El artículo señala el problema que supone que la mayor parte de estos municipios no puedan retener a los habitantes más jóvenes, especialmente las mujeres, y no son especialmente atractivos para los potenciales inmigrantes.

Fuente: http://www.revistaadios.es/noticia/1666/Un-estudio-de-la-UAB-muestra-mas-de-4.000-municipios-espanoles-con-despoblacion-grave.html