martes, 24 de junio de 2008

Al final, era crisis

Zapatero admite por primera vez que la economía "tiene dificultades serias" y anuncia menos oferta pública de empleo y privatizaciones en los aeropuertos.
No mencionó la palabra crisis, pero en su alocución entre la flor y nata del empresariado español, el presidente del Gobierno ha admitido hoy por primera vez que la economía tiene "dificultades serias". La situación es "adversa", el ajuste "está siendo especialmente intenso en la construcción", y lo peor, sugirió Zapatero, está por venir. Según recoge el Informe Económico del Presidente, el PIB crecerá ya por debajo del 2% a finales de este año, un escenario que para la inmensa mayoría de los institutos de coyuntura es todavía optimista, pero que dicho por el presidente resulta una novedad, ya que es la primera vez que Zapatero reconoce que España sortea una coyuntura económica claramente negativa.


Entre las reformas estructurales que anunció Zapatero para hacer frente al debilitamiento de la actividad económica, se encuentra la introducción de participación privada en la gestión de los aeropuertos propiedad de AENA. Para ello, se reestructurará la actividad de AENA separando la gestión de los aeropuertos y dando entrada igualmente a las Comunidades Autónomas en su gestión.
El instrumento que utilizará el Gobierno para afrontar la adversa situación económica se concreta en el ICO, que se va a convertir en el agente económico del Gobierno contra la crisis.
El Instituto de Crédito Oficial creará una nueva línea de financiación de las medianas empresas, ampliará la financiación de las Viviendas de Protección Oficial (VPO) e, igualmente, financiará un Plan Renove para la rehabilitación de viviendas y hoteles, además de costear el denominado Plan VIVE destinado a la renovación de los automóviles.
Igualmente, en aras de reducir el gasto público, el presidente del Gobierno ha anunciado que en 2009 no se revisarán los salarios de los altos cargos de la Administración General del Estado. La medida tiene escaso impacto económico, pero tiene una "función ejemplarizante", aseguró Zapatero quien al mismo tiempo reveló que la oferta pública de empleo en 2009 se reducirá en un 70% respecto a la de 2008. Anunció por último que los aranceles que se pagan a notarios y registradores se reducirán un 20% a partir de 1 de enero de 2009.

1 comentario:

Iker dijo...

Y yo me sigo preguntando cuando va a dejar este gobierno de utilizar eufemismos para llamar a las cosas por su nombre. SI hay que decir 'crisis' de dice y punto. Lo mismo pasó con la palabra 'trasvase', parecía que le tuvieran alergia.
En cuanto a la economía, las medidas que se han tomado no me parecen demasiado acertadas, pero bueno, veremos si resultan. De todas formas, mi teoría es que antes no estábamos tan bien como nos decían, ya que nuestro crecimiento se basaba, entre otras (pocas) cosas, en una contrucción imparable que tenía un ritmo poco menos que insostenible; y que ahora no estamos tan mal como algunos nos dicen.
Lo que si creo que es cierto es que mucha gente se sobreendeudó y ahora se lleva las manos a la cabeza y llama al gobierno como si este fuera una ONG... en fin,... que cosas que tiene la economía...