jueves, 22 de abril de 2010

Evo Morales y la homosexualidad

Vaya bronca que le han montado a Evo Morales por un fragmento de su discurso en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, celebrada ayer en Cochabamba. Los medios le han acusado de homófobo tomando textos de agencia. El País titulaba “Evo Morales atribuye la homosexualidad y la calvicie a los transgénicos” y Público “Morales culpa a los transgénicos de la homosexualidad y la calvicie”. Incluso El País recogía la reacción de un portavoz de la Confederación Española de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (COLEGAS) que “ha exigido una rectificación pública al presidente de Bolivia y ha anunciado que transmitirá su malestar a la embajada del país en España”. "Este tipo de afirmaciones sin base científica alguna, son además de insidiosas y falaces, un mensaje de odio y rechazo a la población homosexual, sobre todo cuando quien las hace es el presidente de un país", declaró un representante de Colegas.

El presidente de Bolivia estaba hablando sobre los pollos criados de forma intensiva en granjas, y afirmó textualmente: "El pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas. Por eso, cuando los hombres comen esos pollos, tienen desviaciones en su ser como hombres". Como se puede apreciar no nombró la palabra homosexualidad. Es más, yo entiendo que por desviación pretendía referirse -quizás sin utilizar el vocablo más adecuado- a disfunción o esterilidad, de todos es sabido que la concentración de espermatozoides ha disminuido en el semen de los hombres de los países desarrollados. O quizás se refería a la alternación del proceso de maduración sexual de los niños debido a esas hormonas. Es curioso que quienes acusan a Evo Morales de homófobo sean los que han relacionado desviación con homosexualidad. ¿Por qué el portavoz del colectivo Colegas se da por aludido cuando escucha la palabra desviación si nadie estaba hablando de homosexualidad?

Es oportuno recordar la sintonía entre el colectivo Colegas y el Partido Popular, así como los servicios prestados por esta organización para atacar a la revolución cubana. En enero de 2008 Colegas coordinó, con fondos de la Comunidad de Madrid y el apoyo del Partido Popular, unas jornadas denominadas "Cuba: Revolución y Homosexualidad". El 4 de noviembre de 2009, Colegas emitió en Madrid un comunicado de prensa en la que denunciaba el supuesto arresto de seis homosexuales cubanos, además de una cifra de miles de detenciones similares entre 2007 y 2008. Fueron los propios gays y lesbianas de Cuba quienes mediante un comunicado del Centro de Educación Sexual de Cuba desmintieron esa información. La relación de Colegas con el Partido Popular es de sobra conocida, en junio de 2009, la asociación firmó un contrato-programa con el PP de Sevilla de cara a las elecciones de 2011, y que contemplaba también el rechazo a la Cabalgata del Orgullo Gay que esta ciudad, gobernada por el PSOE e IU, celebraba ese año por primera vez con financiación municipal.

Independiente del mayor o menor rigor científico de Evo Morales, creo, sinceramente, que los ciegos intentos por desprestigiar a un líder campesino e indígena desde nuestro etnocentrismo ha llevado a periodistas y algún miembro del colectivo homosexual a ver gigantes donde sólo había molinos.

Visto en el blog de Pascual Serrano

5 comentarios:

Aritz dijo...

Lo unico que me escandaliza, es como son capaces de manipular la informacion, esos... "periodistas"


http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article14646

"Evo Morales se refiere a la ginecomastia, al agrandamiento patológico de una o las dos glándulas mamarias en los hombres. Eso es una desviación en su ser, desviación física. Es más, el propio presidente Morales se refiere a esto como deficiencia física al poner otro ejemplo: la calvicie. En ningún momento del discurso el mandatario boliviano habla de la homosexualidad, sino de las consecuencias físicas que tiene comer comida hormonada. En la delirante información de los medios de masas españoles se observa una preocupante falta de conocimiento, ya que dicen que Evo Morales le echa la culpa a los transgénicos cuando lo hace a los pollos alimentados con hormonas. Los alimentos transgénicos son los creados mediante ingeniería genética, siendo modificados genéticamente."

Lana Retnifse dijo...

"Es curioso que quienes acusan a Evo Morales de homófobo sean los que han relacionado desviación con homosexualidad", afirma. Yo suelo leer el Diario El País y el Diario Público, a los que usted se refiere, y creo que más que relacionar ambas cuestiones están en "campaña" contra la Iglesia Católica, por utilizar los términos de ésta para defenderse, aunque cualquier día sale el portavoz del Vaticano hablando de "ciegos intentos por desprestigiar" a Benedicto XVI.

PD: Yo no relaciono "desviación" con "homosexualidad", creo en el matriomonio gay, tengo calvos en mi familia y a misa voy poco, por no decir nada. O nunca.

caos-emergente.blogspot dijo...

Toda la razón. Existen estudios que vinculan la presencia de hormonas femeninas (estrógenos) en la alimentación de los peces machos que han hecho que estos no puedan reproducirse y presenten rasgos de hembras. igualmente se ha constatado que en zonas donde se comen alimentos en cuyos plaguicidas existen hormonas estrogénicas existe alta proporción de desarrollo exagerado de los pechos en niños varones. Lo malo es la manipulación de la prensa y que tanto Evo como Chávez muchas veces no se hacen entender bien, dando titulares que son carne fresca para la prensa reaccionaria.

Dándaros dijo...

Anda ya, desviaciones en su ser como hombre no es tener constantes gatillazos, ni ser estéril, porque eso no sería una desviación, es decir una conducta no adecuada para los hombres, es una consecuencia médica. Esos dos ejemplos que pones son pésimos a más no poder. No quieres que crean que se refería a la sexualidad, vale, pero invéntate una excusa mejor.

Espartero dijo...

No es manipulación. Dijo lo que dijo. Si no lo hubiera dicho...no lo hubieran reproducido "casi igual" en todos los medios.
Es lamentable.