martes, 19 de agosto de 2008

El Presidente del Gobierno regional, visita al Cardenal Martínez Somalo.

Pues resulta que ayer a Pedro Sanz no le dio por ir a inaugurar piscinas, carreteras, calles,... le dio por ir a Baños de Río Tobía a hacerse la foto con el Cardenal Eduardo Martínez Somalo en nombre de todos los riojanos.
El cardenal recordó a Pedro Sanz “las raíces cristianas de La Rioja”. "Venid a mí todos, nos dijo el Señor", declaró Somalo, refiriéndose a que su vocación es "el camino de todos". Además, incidió en el "cariño" que procesa a su tierra y al presidente, cuyas conversaciones tienen "una sintonía de pensamiento y una historia de decenios atrás y familiar".
Si estamos en un estado aconfesional ¿a que tiene que ir Pedro Sanz a visitar a un cura o lo que sea en nombre de todos los riojanos?
¿A que raíces cristianas de La Rioja se refiere? ¿A que la iglesia católica fue cómplice de mas de 50 años de dictadura franquista?
Yo de digo desde aquí a Pedro Sanz que no vaya en mi nombre a visitar a nadie que esta en contra de la ampliación de derechos y que ha dicho palabras como “no se puede ir contra el derecho natural y la moral de la persona” criticando el matrimonio homosexual o que es complice de avance del SIDA en muchas partes del mundo.

2 comentarios:

Espartero dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Alvaro. El protagonismo que sigue teniendo la Iglesia católica en la vida social, de la región e incluso del país es increlíble. Totalmente de acuerdo en que las visitas institucionales de este tipo no tienen ningún sentido. ¿Visitaría Sanz a un magnate islámico o a un rabino judío?

Separación total de Iglesia-Estado. Visitas de este calibre, en mi nombre tampoco.

Salud y Progreso.

Isabel Olloqui dijo...

Alvaro, en eso no estoy de acuerdo contigo. El cardenal Somalo es una autoridad también civil. El Vaticano es un Estado. Es como si viniera un ex ministro de EEUU. Nadie se sorprendería de que el Presidente fuera a verle.
Aunque al camarada espartero le sorprenda, si viniera el Dalai Lama, seguramente Sanz le recibiría. A pesar de que no tendría por qué hacerlo, por educación y dado que es una personalidad reconicida a nivel mundial, se podría tolerar ¿no crees?
Merece la pena fomentar distintos modos de pensar. A ver si ahora, vas a ser tu el que no puede convivir con otras maneras de ver la vida. El talante del Progreso es otro, camarada!