sábado, 20 de agosto de 2011

JMJ: el Papa predica y la Policía reparte las hostias

Jesucristo entró en Jerusalén montado en un burro prestado. El Papa, sin embargo, entró este 18 de agosto en Madrid con todo el aparato del Estado y 100 millones de euros a su servicio. Por tanto, o bien la Iglesia Católica nada tiene que ver con lo que predica, o bien nos considera a todos los españoles que vamos a tener que financiarle esta visita unos asnos.

Una visita además que financiarán empresas tan solidarias como FCC, El Corte Inglés, Endesa, Acciona, Telefónica, El Banco de Santander, El Banco Popular o Caja Madrid. Todas ellas muy defensoras de los valores cristianos, por supuesto.

Mientras se despilfarran esos 100 millones de euros, hay más de 800.000 niños que están a punto de morir de hambre en el Cuerno de África. ¿Cuantos niños podrían comer con esos 100 millones de euros? ¿Cuantos niños podrían comer solo con el coste del escenario grotesco que le han montado al papa?

Nos llaman radicales y nos reprimen con métodos casi nazis a quienes nos oponemos al alto coste de la visita de este señor, pero de momento lo que ha dejado esa visita, aparte del despilfarro es:

Un navajazo el sábado a un anciano que se manifestaba pacíficamente con una pancarta.

La detención de una persona que pretendía atentar con gases asfixiantes y productos químicos contra los manifestantes que se oponen a la visita del Papa. Por cierto, el fundamentalista ya está en la calle.

La brutal represión policial contra las personas que se manifestaban contra el despilfarro en la visita del Papa, así como contra varios periodistas que cubrían la marcha.

En resumen, cientos de confesionarios y curas confesando en el Retiro y cientos de policías repartiendo las hostias en Sol. Por repartir hostias habría recibido hasta el mismo Jesucristo si hubiera pasado por allí.

Cómo no, la derecha más rancia tenía que manifestarse, y lo hace en boca de Esperanza Aguirre, que dice en su Twitter: "La igualdad, dignidad, libertad... los ha traído el cristianismo. Que no se crean que los ha traído Karl Marx"

A la señora Aguirre no hace falta que se le recuerde que durante 20 siglos la Iglesia Católica ha excluido, reprimido y humillado a la mujer, y ha aportado a la humanidad cosas tan formidables como la Inquisición, las cruzadas y algún que otro genocidio.

Tampoco hará falta recordarle que fueron los marxistas los que dieron por primera vez el voto a la mujer en este país.

En cualquier caso, ya que Aguirre se acuerda de Marx, los marxistas podrían acordarse del Nuevo Testamento y citarle un pasaje a la lideresa: “Y tenían todas las cosas en común... No había entre ellos ningún necesitado porque lo ponían todo al servicio de todos y era repartido a cada uno según su necesidad”. (Hechos de los Apóstoles 2:42).

Una afirmación que recuerda mucho al principio comunista: "De cada cual según su capacidad, a cada cual según su necesidad". Y es que hoy por hoy, hasta los comunistas tienen más en común con un personaje histórico como Jesucristo que Rouco Varela, Aguirre o que incluso el propio Papa.

1 comentario:

~~Esfera Comunista~~ dijo...

Jesús era comunista, por mucho que les joda.

En cualquier caso, los medios de comunicación no paran de poner imágenes de palizas a manifestantes laicos, pero poco dicen sobre las putaditas que van por ahí haciendo los de la #JMJ.

Me jode que venga el rey de Arabia a España, porque es otro teócrata como el Papa, pero que este último encima sea tratada por Zapatero como representante religioso, ya se pasa tres pueblos.