jueves, 25 de septiembre de 2008

Curar la heterosexualidad

Publicado en AmbienteG

Yo no tengo nada en contra de los cristianos. Dios me libre. Soy mucho de pensar que cada cual debe creer o no en lo quiera. Tranquilamente, sin agobios y sin presiones. Las religiones son como las pajas : han de ser para uno mismo, sentirnos a gusto mientras las practicamos y que nos ayuden a llevar una vida mejor.
Pero no entiendo porque algunas religiones
se empeñan en curar la homosexualidad. Que ya ves tú que problema es que cada cual tenga sexo con quien quiera, vamos digo yo.
El caso es que a colación del reportaje que emitió Telecinco el otro día, pues hay gente que ha puesto el grito en el cielo. Cielo de Dios, claro. Pero no, no sólo l@s homosexuales que hemos visto boquiabiertos y ojipláticos como algunos religiosos te ayudan a curar tu homosexualidad. También ha habido algún que otro creyente que le ha parecido mal que le hicieran una cámara oculta a los curanderos.
Yo me planteo el caso contrario. Me ofrezco voluntario para curar de heterosexualidad a más de un hetero. Así tal cual. Sí, sí, a mi que me vengan unos cuantos heteros (de echo podía empezar por venir Hugh Jackman) y yo en un máximo de 5 sesiones me comprometo a hacerles homosexuales. Palabrita del niño Jesús.
Y que vengan los de Telecinco a hacerme un reportaje. Pero a mi nada de cámaras ocultas, que yo doy la cara y explico mi método. De hecho, que venga
Miguel Ángel Silvestre y le recibo encantado. Con los brazos abiertos. Y más cosas, claro.
Como siempre en
estos post, que sus autores son libres de expresar su opinión al respecto, lo mejor son los comentarios, si uno se los toma con humor, claro. Sobre todo cuando insinuan, casi casi, que Jesús Vázquez es el culpable de todos los males del mundo. Yo lo único de lo que acusaría a Jesús es de llevar camisas con chorreras. Que anda que no son feas ni nada.
Yo también voy a echar unos rezos, que
Kylie los acoja en sus senos y les haga ver que no hay que curar a nadie. Hay que vivir de la mejor forma posible, amando al prójimo. Sin importarte a quién ama tu prójimo.

2 comentarios:

Errioxarra dijo...

Es lamentable que algunos medios de comunicación "alimenten" sus audiencias y cuentas de resultados a base de este tipo de espacios, que -personalmente- creo que son contraproducentes.

¿No sería más lógico aportar una visión natural y normalizada del colectivo LGTB en la sociedad?

Hace falta, más Educación.

ceronegativo dijo...

yo, personalmente, creo que no hay mayor desprecio que no hace aprecio.
De esta "gente" (sic) ni hay que hablar, ni nada.
Si la gente se ríe de ellos, como si mañana quieren decir que la tierra el plana, pues que les aproveche