jueves, 22 de noviembre de 2007

España exportó en 2006 armas por valor de 845 millones de euros, el doble que en 2005 y 440 millones más que en 2004

España registró en 2006 exportaciones de material de defensa y doble uso por valor total de 845 millones de euros, lo que representa un incremento del 101,5 por ciento con respecto al año anterior y aumenta en 440 millones de euros las operaciones autorizadas en el año 2004, según los datos del último informe elaborado por la Secretaría de Estado de Comercio y Turismo, dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.
El documento señala que el pasado año se autorizaron exportaciones de armas y otros materiales de defensa por importe total de 845,07 millones de euros, frente a los 419,45 millones de euros de 2005 y los 405,9 millones de 2004. Las operaciones comerciales autorizadas en este sector han pasado de sumar 138,27 millones de euros en 2000 a los 845,07 millones el pasado año, un aumento neto de 706,8 millones de euros.
El núcleo de las exportaciones corresponde a países pertenecientes a la Unión Europea o a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), con 532 millones de euros, el resto de naciones realizaron operaciones comerciales por importe de 312,8 millones de euros.
Los países pertenecientes a la Alianza y que no forman parte de la Unión Europea aglutinaron 290,34 millones de euros de exportaciones, con Noruega como principal comprador, con 269,9 millones de euros, correspondientes en su mayor parte a la compra de la primera de las cinco fragatas F310 contratadas a Navantia.
Las ventas a la Unión Europea sumaron 241,9 millones de euros, una cifra algo inferior a la del año anterior (251 millones de euros). El principal destino en esta sección fue Reino Unido, con 86,81 millones, seguido de Alemania, con 81,33 millones, Italia, con 33,5 millones, y Grecia, 22,83 millones. Las principales partidas de Reino Unido, Alemania e Italia corresponden a piezas y componentes del programa del avión de combate europeo Eurofighter. En el caso alemán, las ventas incluyen las partes y piezas del carro de combate Leopard y los misiles Meteor y Iris-T, mientras que las compras de Grecia se fundamentan en combustibles militares.
Las ventas a países que no forman parte de la OTAN y la UE representaron 312,8 millones de euros, un 37 por ciento del total de exportaciones. Chile ocupa el primer puesto en este grupo, con 178,6 millones de euros, correspondientes en su mayor parte a la compra del primero de los dos submarinos Scorpene a Navantia. Brasil es el segundo mayor comprador con 74 millones de euros correspondientes a aviones de transporte de EADS-CASA. España exportó además a Australia estudios y documentación técnica para el diseño del primero de los dos Buques de Proyección Estratégica contratados a Navantia, vendió tres aviones de transporte de segunda mano a Bolivia y un cazabombardero Mirage F1 de segunda mano a Jordania.
Por categorías de productos, los buques de guerra se llevaron la mayor partida, con 445,9 millones de euros, lo que representa el 52,8 por ciento del total, seguidos por las aeronaves, con 123 millones de euros, un 14,6 por ciento del total.
Durante el pasado año, España tramitó 812 solicitudes de licencias de exportación de material de defensa (627 individuales, 170 temporales y quince globales) y 21 solicitudes de licencias individuales. En total fueron denegadas tres licencias de exportación, seis fueron descartadas por el comprador y 17 caducaron por expirar el plazo de presentación de documentos.

No hay comentarios: